martes, 12 de junio de 2012

Cerro la Cruz Iquique


Cualquiera que alguna vez haya visitado  Iquique por primera vez, debe haber mirado con asombro los cerros que acorralan la ciudad contra el mar. Son estos montones de tierra y arena, que se aprecian desde cualquier punto de la ciudad, los que la definen  como tal -en conjunto con otras-  siendo algo característico de la geografía que nos rodea y delimita.

 En particular, está el Cerro La Cruz, el cual cada semana santa en abril, se llena de fieles cristianos que peregrinan hasta “la cumbre” donde se encuentra instalada una gran cruz que los recibe con una increíble vista de la ciudad. Más por tradición que por otra cosa, el cerro recibe una exagerada cuota de visitantes durante estas horas, lo que principalmente deja una sola gran consecuencia: BASURA y no hablo de un par de botellas o envoltorios, hablo de un verdadero basural.

Independiente de la carga religiosa y la basura que presenta el cerro (desde el comienzo hasta la cruz final, el camino está marcado por otras cruces más pequeñas), creo que este presenta una  oportunidad para aquellos que quieran ver la ciudad en su esplendor y con una gran panorámica de la zona. A solo un par de minutos de cualquier parte de Iquique, creo que puede ser una gran aventura para aquellos que andan buscando realizar cosas al aire libre sin tener que moverse tan lejos de la casa !

La primera parte del cerro, es una gran diagonal que a ratos es bastante inclinada y que se hace bastante larga y tediosa de realizar, esto debido  a la arena suelta que ahí se encuentra. La verdad es que correr por esta parte es casi imposible, porque es como correr cuesta arriba por arena de playa suelta, lo que no es tan placentero. Llegando a la segunda parte del cerro, comienza lo entretenido.  Dependiendo del camino que se elija para llegar a la cruz, algunos son bastante directos y de dificultad moderada, obligando a ratos  ir sujetándose de rocas para no perder el equilibrio. Una combinación intensa y entretenida entre correr, pow-hiking y hasta casi andar  en cuatro patas. La llegada a la cruz llega rápido pasando la segunda parte. Son algo más de 600 mts de desnivel desde la base y 1,5 kms de subida. Que son bastante intensos independiente de la velocidad que uno le imponga al recorrido. La verdadera cumbre se encuentra unos 400 mts más arriba y desde este punto se puede apreciar el gran contraste entre el mar y el desierto, un espectáculo que pocos han tenido el privilegio de contemplar.



Comienzo del Sendero. Pura DUNA !
Comienzo de la 2da parte. La inclinación aumenta y el terreno se vuelve pedregoso.
Sendero bastante angosto a ratos. Se aprecian las cruces que marcan el camino principal.
La ruta más directa a la cruz  (hands on knees). Entretenida de subir y bajar

En la cruz final. Mi PR hasta acá es de 38m29s










Buen mensaje para todo aquel que llegue hasta arriba. Hay que tener FE, pero en nosotros y  en lo que podemos hacer.

1 comentario:

  1. busca un sueño y lucha por el.
    la cumbre es como la vida...

    ResponderEliminar